Un chef de muuuuuuuuuchas estrellas me dijo que este restaurante se merecía dos, y yo así lo creo.

gastronomus

Si señor. La Salita. He aquí lo que para mi es el restaurante en mayúsculas. Y no lo digo solo por lo gastronómico sino por la experiencia en sí. Cuando fui por primera vez sin saber a que iba, me sorprendió gratamente pero no llegué a profundizar en la grandeza que este lugar esconde. En las siguientes ocasiones, se confirma.

El servicio en sala, la cocina abierta, la explicación de cada plato, la extensa carta de vinos, servicio extraordinario con los cubiertos, la calidad del producto, los sabores, la presentación, los detalles, los sentidos… No se, creo que aun me quedo corto. Es evidente que en un menú degustación cerrado (aunque con matices) te puede no gustar todo, pero la situación obliga y reconozco que he probado platos que llevaban algún ingrediente que no me gustaba, sólo por el respeto al trabajo y porque hay que abrir la…

Ver la entrada original 333 palabras más

Anuncios