Pilar Cavero: “El Celler de Can Roca es un altavoz enorme para que tu trabajo se vea más”

Con 29 años y cara y voz de niña, la sumiller Pilar Cavero confiesa que “alguna vez” sí que ha roto alguna copa. Normal, podríamos pensar, teniendo en cuenta que por las manos de esta joven zaragozana pasan decenas de copas al día en cualquier jornada laboral en el Celler de Can Roca, donde desempeña su trabajo junto a uno de los pilares de esa casa, Josep Roca.

A punto de volar a Latinoamérica con toda la familia Roca ( Roca&Roll World Tour 2014 ), aún sigue recordando su nominación a mejor sumiller en los Premios Nacionales de Gastronomía, junto a Gemma Vela (la ganadora) e Isabelle Brunet, como “un sueño”.

Un sueño que antes que nada fue una sorpresa, la que le dio el propio Josep Roca cuando le anunció que estaba nominada a este galardón que, aunque no recayó en ella, ha supuesto “un honor” que le debe, según confiesa, al “hecho de estar en el Celler de Can Roca” trabajando.

Imagen facilitada por Pilar Cavero.

Pilar, una alumna aventajada de Josep.

“Siempre es un altavoz enorme para que tu trabajo se vea más y, sin duda, creo que la Academia Nacional de Gastronomía se fijó en mi por eso, porque a mi trayectoria a día de hoy, sinceramente, no la veo merecedora del premio, en serio”, cuenta rodeando sus palabras con una risa llena de humildad que hace claudicar.

(Pero permíteme, Pilar, que no esté de acuerdo con esta reflexión porque, pese a tu extrema humildad, a ti te avalan premios como el que recibiste el año pasado cuando fuiste nombrada “Mejor Sumiller de España 2013”).

Formada en la Escuela Superior de Hostelería de Barcelona (Eshob), el día a día de su trabajo en el equipo de sumilleres liderado por Josep Roca le hace meter el vino en la bodega, sacar las copas, filtrar los vinos o sacar las botellas de maridaje, como describe.

Pero el romanticismo que el cliente ve en esta profesión, cargada de compromiso y duro trabajo, es el que se pone en marcha cuando los clientes suben por esas escaleras que dan acceso al segundo restaurante mejor del mundo. “A la hora del servicio hay que darlo todo, las mesas que hacen maridaje nos suponen un trabajo constante, y las que van por botella hay que estar pendiente del rango”.

Y es en estos momentos es cuando, pese a sentir que está superado el hecho de extrañarse ante una mujer sumiller, nota que es su “juventud” la que hace saltar las alarmas en algunas mesas.

“Hace poco tuve unos clientes irlandeses y el señor, cuando abrí un vino y lo probé delante de ellos, me dijo: ‘¿Pero tú ya tienes edad para beber vino?’”, relata soltando otra dulce carcajada que remata con la contestación que dio a estos simpáticos visitantes: “Tranquilos que soy mayor de edad” (tiene 29 años).

Eso sí, no sólo es consciente de su profesionalidad, sino también de que le respalda un equipo repleto de profesionales con mayúscula a los que puede pedir consejo o ayuda cada vez que lo necesita.

Y así lo hace con su “faro de guía”, esa referencia profesional que le acompaña en sus jornadas laborales. “Siempre que te surgen dudas -añade-, como a todos nos pueden pasar en el trabajo, siempre está Josep, y vas corriendo a buscarlo y siempre te soluciona los problemas. Contar con ellos siempre es una seguridad”.

PILARVERTI

Contar con ellos. Sí, porque también corrobora lo que todos pensamos, o sabemos, en esa casa “tanto monta, monta tanto”, por lo que, a la hora de hacerla recordar un consejo que tenga guardado con especial cariño, recurre al otro puntal del Celler: el señor Joan.

“Es un genio. Lo admiro muchísimo. Un día me dijo que tuviera claro que las cosas buenas en la vida siempre son las que más cuestan. Y eso lo tengo siempre presente”, remata, al tiempo que agrega que tenerlos “a los tres” (aquí entra en acción Jordi) ayuda mucho, son tres faros que nos iluminan a todos”.

Llena de consejos, los más sabios, sin duda, y sabedora de que cuenta con muchas de las cualidades que ella misma dice que ha de tener un sumiller (curiosidad, ganas de aprender, memoria, psicología y empatía), Cavero es un nombre a tener muy en cuenta para todos aquellos amantes de este sagrado oficio en el camina “pasito a pasito”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s