Pepe Ferrer, el mejor aliado de los vinos de Jerez

El vino de Jerez tiene desde esta semana como aliado, o embajador, a Pepe Ferrer, un periodista, fotógrafo y titiritero que tiene claro que él llega a “sumar” su grano de arena a lo que muchos han hecho durante mucho tiempo.

¿En qué cambia el mundo del Jerez con tu llegada ?

El vino de Jerez tiene ya muchos años de historia, y por tanto de vida. Comprende también un territorio amplio entre tres ciudades, Jerez, El Puerto y Sanlúcar con casi medio centenar de bodegas, así que yo voy a sumar mi granito de arena al esfuerzo que han hecho de muchos durante mucho tiempo, como es lógico.

De cualquier forma, yo no llego ahora al mundo del Jerez, nací en El Puerto así que, recordando a Machado, puedo decir que mi infancia son recuerdos de calles oliendo a vino camino al colegio.

Después, como aficionado al vino y a la gastronomía, fui curioseando hasta que hace unos 15 años llegó la oportunidad de unir esa pasión a mi trabajo en prensa y así, de alguna manera, contagiarla. Ahora con este nuevo reto todo esto se multiplica, aunque también tengo que confesar que supone cierto vértigo por la responsabilidad de hacerlo desde, y en nombre del Consejo Regulador. Un enorme honor por la confianza que recibo.

¿Qué es lo más urgente de hacer para ti ?

¡Arrancar!

Este verano van a ser contados los días de descanso. Ahora me estoy reuniendo con cada una de las bodegas para coordinar bastantes cosas con el objetivo de que que cuando comience el trabajo directo con restaurantes, escuelas de hostelería y tiendas especializadas; todo sea muy fluido. Para que las bodegas estén al tanto de ese trabajo, y que los profesionales con los que yo trabaje reciban la información lo más fresca y actual posible.

¿Y qué es lo más importante?

Poner en valor los vinos de Jerez y que los profesionales de la gastronomía dominen la gran versatilidad que estos vinos tienen con la comida, la tradicional y la de vanguardia, con la cocina española y con la cocina internacional aprovechando también todos esos guiños orientales y americanos que nuestros cocineros están incorporando a su oferta; y que tan bien “dialogan” con los vinos de Jerez.

Los vinos tranquilos, los blancos, tintos y rosados, nos acompañan a la hora de sentarnos a la mesa a comer, pero los vinos de Jerez aportan un plus. Son capaces de interactuar mucho más con los ingredientes del plato, son capaces de aliarse con ellos para casi confundirse como un ingrediente más en el paladar. Eso es una herramienta muy potente para el sumiller o el cocinero inquieto, que busca hacer más grande la experiencia de sus clientes.

¿Crees que España, y el sector de la restauración, “te usará” ?

Mi territorio de trabajo es España (que no es poco), y esto incluye Andalucía como es lógico. Yo espero que me falte tiempo y que sean muchos los que quieran que el vino de Jerez esté en sus cartas. En los últimos años los medios de comunicación estamos dedicándole cada vez más atención a los jereces, cada vez nos encontramos con más aficionados al vino queriendo empaparse de todo lo que rodea al jerez, así que es lógico que en los restaurantes el jerez vaya conquistando espacio en las cartas, y desde el Consejo Regulador se va a ofrecer todo el apoyo necesario.

¿Es un servicio totalmente gratis?

Para los restaurantes, las escuelas de hostelería, las asociaciones de profesionales del sector y las tiendas especializadas, todos los servicios de asesoramiento, formación, posibles eventos que se organicen y que el Consejo Regulador ofrece a través de mi, son gratuitos…

¿Francia, y su embajadores del Champagne han sido un referente para ti y para el Consejo Regulador del Jerez?

Había que buscar un nombre para todo esto, y es cierto que las grandes casas de Champagne tienen la figura del “Brand Ambassador” que, de alguna forma, nos ha inspirado a la hora de bautizar este reto. Pero la dimensión de este trabajo no se limita a una bodega, es mucho más ambiciosa abarcando a todo el Marco del Jerez.

¿Hasta dónde puede llegar el Jerez si se lo propone?

La única frontera que veo está en el topónimo de la capital de la DO, Jerez de la Frontera, por lo demás no veo ninguna. Los vinos de Jerez han demostrado a lo largo de su historia que pueden codearse sin complejos entre los grandes vinos del mundo, así era en la primera mitad del siglo XX; y así es hoy en los grandes restaurantes del mundo. Sólo hay que visitar el Celler de Can Roca para comprobarlo.

En la actualidad todo apunta a que se está recuperando ese reconocimiento, basta ver el éxito en la asistencia de profesionales y aficionados a los Sherry Festival celebrados en Madrid en 2014 y en Barcelona en 2015, o el reciente Sherry Fest de Nueva York de junio, en los tres casos se superaron las previsiones de participantes.

El desafío está en que ahora llegue a todas las capas de la hostelería y a las casas de los consumidores.

Hay algo seguro, todo aquel que le abra las puertas al vino de Jerez no se va a sentir defraudado… recordando la frase bíblica “recibirá el ciento por uno” 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s