Seamos serios. #AndalucíaSabor2015

Juan Andrés, Rafa, Juan Carlos, Dani, Mauro, Kisco, Paco, Ángel, Juanlu, Juan José, Xanty, Jose, Jose Carlos o Celia son algunos de los nombres que sacaron pecho por Andalucía y por Andalucía Sabor, ese congreso que lucha con fuerza por hacer de la cocina andaluza un referente a nivel nacional e internacional.
Pero señores, ni pongo apellidos, ni pongo orden, porque cansada ya de que nos fijemos en los primeros de la fila (aunque se lo merezcan una y mil veces), quiero referirme a esos cocineros y cocineras, esas personas que se han despojado de complejos y, libres ya de peso, vuelan con alas propias.
Que Ángel León y Dani García son nuestros exponentes no hay duda, y su sudor les has costado, pero Andalucía tiene decenas de emprendedores que luchan por llenar sus casas con esos comensales que aún piensan que su tierra sólo da pescaíto frito, buenos platos de cuchara o carnes.
Porque no, ya que tras leer algunas informaciones parece que seguimos sólo pensando en los capitanes y no en los aguerridos grumetes.
Andalucía son ocho provincias en las que sólo unos pocos sacan cabeza y tiran del carro para que otros logren subirse a él.
Por eso, tengo que hablar de la magia de Juanjo y sus salmorejos, de Juan Andrés y su cocina andalusí, de Kisco y su ímpetu por luchar por su barrio, de Juan Carlos y su honestidad, de Mauro y sus locuras, de Xanty y su ir más allá o de Jose y su amor por meter los vinos de Jerez hasta el fondo de sus cocina.
Almería, Granada, Jaén, Córdoba, Málaga, Cádiz, Huelva y Sevilla, ocho motores a los que hay que darle gasolina por igual, porque en cada uno encontramos ese sonido que convierte a las máquinas en objetos celestiales.
No excluyamos, no seamos reduccionistas del éxito, no seamos perezosos para, a la hora de hablar de Andalucía, pensar, escribir, y hablar de TODOS.

P.D: Pido, por favor, que para que Andalucía Sabor sea ese congreso que todos queremos, se empiecen a presentar esas novedades que sólo se dan en otros congresos de ámbito nacional. Bueno, y también pido, que profesionalicemos todos los ámbitos del congreso porque eché en falta a más profesionales de la comunicación. Aún así, puedo decir que Andalucía Sabor es un congreso para tener en cuenta, proteger y mimar.

Anuncios